Acéptalo. Tienes sentimientos encontrados. Quieres ver la nueva película de terror, Us, pero tus miedos te frenan. Odias este tipo de películas, pero amas a Jordan Peele. Piensas que podría ser una película como Get Out, pero en el fondo sabes que Peele se fue lejos con esta, su segunda entrega.

No te voy a mentir, NO es una película como Get Out. ¡Aquí no hay sátira! Ok, hay humor, pero no es lo que crees. Esta película te dará miedo. Al igual que pasó con su ópera prima, encontraremos una crítica, pero esta vez de cómo “funciona la sociedad estadounidense”, por darte un resumen. La crítica nos chocará tanto que enfrentaremos nuestros miedos como humanos, como personas, como vecinos y como sociedad. Saldrás complacido, amando más la creatividad de Peele, pero querrás también pararte de tu asiento en varias ocasiones.

La cinta empieza mostrándonos un suceso que le ocurre a Adelaide en el 1986 cuando era pequeña. Un evento en una casa de espejos en Santa Cruz, California que la dejó con traumas los cuales todavía siguen vivos 30 años más tarde.

Adelaide (Lupita Nyong’o) ya casada y con dos hijos, regresa a Santa Cruz para unas merecidas vacaciones, pero las mismas se ven empañadas cuando reciben una peculiar visita de una familia que no dejará que tengan un minuto de tranquilidad.

No. No es una historia de esas que vemos regularmente donde los malos te invaden la casa y tienes que luchar por sobrevivir. Es una película que sorprende, que te lleva por rumbos impredecibles y que demuestra que no es la típica película de terror que te ofrecen por ahí.

Aunque es la segunda película de Jordan Peele, este logra posicionarse como uno de los directores más ambiciosos y arriesgados que existen en el terreno Hollywoodense en estos momentos. Y es que tiene un estilo único para combinar la crítica social y política mezclándola con el sentido del humor que lo ha caracterizado en el pasado. Pero OJO, tal y como te mencioné, saldrás muy decepcionado si crees que verás algo parecido a Get Out.

Us es EXCELENTE por varias cosas. La dirección y el guion de Peele son originales, casi perfectos. Creo, que dos de las cosas más sobresalientes de esta entrega lo son la fotografía y la música, esta última compuesta por Michael Abels, quien colaboró también en Get Out. Además cada personaje, cada color, cada diálogo están presentes por una razón. Todo encaja, nada está por rellenar. Todo esto sin mencionar las excelentes actuaciones de las personas que interpretan a la familia protagonista, sobre todo la actuación de la ganadora de un Oscar, Lupita Nyong’o.

Una película retorcida, llena de mucha crítica que te hace reflexionar. Sales de la sala pensando, llegas a tu casa y te das cuenta que tienes que volverla a ver una segunda o tercera vez porque tiene muchos detalles que hay que analizar.

 

Anuncios