Hoy, la Isla se despertó con una nueva falta de respeto a la libertad de expresión. Hoy, mientras desayunábamos leímos cómo la tirilla cómica que nos alegró la vida por más de una década, era sacada de un periódico del país porque en una de sus publicaciones “hizo un llamado a la violencia contra la mujer”. La tirilla cómica “Pepito” se despide de uno de los principales rotativos del país porque, como siempre, hay personas que tienen miedo. Miedo de que descubran sus verdaderas intenciones, miedo de que se den cuenta que no velan por los intereses del pueblo, miedo de no poder controlar al país.

Y precisamente del miedo se nos habla durante las clases de periodismo. Se nos advierte sobre el no poder realizar nuestro trabajo, nos explican que seremos vetados; nuestros profesores nos enseñan ejemplos sobre los periodistas y comunicadores que han sido despedidos, encarcelados y hasta asesinados por querer ser la voz de un pueblo que no puede hablar; por querer decir la verdad sin miedo a los grandes intereses. Día a día en nuestro caminar por el maravilloso mundo del periodismo, nos damos cuenta como la libertad de expresión y la libertad de prensa serán juzgadas, burladas y pisoteadas.

Tan burladas y pisoteadas como la representante nuevo progresista, María Milagros Charbonier hizo con la tirilla cómica, “Pepito”. La señora Charbonier, se sintió aludida y ofendida por una tirilla cómica, que según ella y su amigo Carlos “Jhonny” Méndez, provoca y representa la violencia contra la mujer… además de insultarla. Una tirilla cómica donde un niño tiene una conversación con su madre, tan normal, como la tenemos con nuestros pares todos los días.

19990333_10154552748396993_6826957863035662567_n
Los niños no mienten. Pepito sabe y sabe mucho. Siempre, por los pasados 10 años, criticó a diferentes políticos y artistas. Hoy, sin importar la libertad de expresión, Pepito queda fuera de Primera Hora.

Es ilógico como María Milagros Charbonier critica esa tirilla cómica como una representación a la violencia contra la mujer, pero ella no se inmuta cuando critica de manera despectiva a los que no piensan como ella. Es ilógico como la representante en sus “tweets” lleva un mensaje de odio a los del partido contrario, pero se molesta por una tirilla cómica que la menciona.

Es tan fácil criticar y enjuiciar a los que no piensan como uno, pero tan difícil aceptar cuando ese que piensa distinto tiene la razón. María Milagros Charbonier es ejemplo de eso. Es ilógico como dice que la representación de Pepito daña la imagen de los niños, pero ella con sus acciones daña el presente y futuro de los niños que hoy menciona. Es ilógico como ella protesta porque su nombre fue mencionado, pero cuando “Pepito” habló sobre distintos políticos de su partido, ella hizo caso omiso.

Screen Shot 2017-07-13 at 12.14.26 PM

Ahora, después de tantos años de tirillas cómicas, su pana “Jhonny” Méndez y ella están poniendo el grito en el cielo porque a la mujer se le respeta, pero cuando “Pepito” criticaba a otras mujeres, ninguno de los dos dijo nada. Entonces, ¿solo protesto y veto cuando me siento amenazada? ¿Las otras veces, las otras personas y las otras mujeres no cuentan? ¿Acaso ustedes son los únicos que no se dan cuenta de lo que significa una tirilla cómica? ¿Saben lo que es la libertad de expresión? Al parecer no.

María, querida María, soy mujer y tus acciones no me representan. No me puede representar una mujer cristiana que no actúa como Jesús, sino como Herodes, que por conseguir un bien personal y por miedo a que lo destronaran mandó a matar a todos los niños menores de dos años. Hoy, no das la orden de matar a unos niños, pero diste la orden de silenciar a un niño de siete años que con su inocencia fue capaz de ponerte a temblar.

Screen Shot 2017-07-13 at 1.05.36 PMSoy mujer y tus acciones no me representan porque eres una cristiana que está detrás de los grandes intereses de personas como Wanda Rolón y Jorge Rascke y no detrás de los intereses de los cristianos pobres. No me puede representar una mujer que defendiendo sus creencias religiosas ataque de manera vil a los que no piensan como ella. No, no me puede representar una mujer cristiana que ve a los pobres, a los homosexuales, a las mujeres y a la inferiores como un peñón en su camino y no como aliados a los que debe defender. Jesús es amor, usted no profesa eso y si alguien tenía dudas, con lo que logró hacer hoy, esas dudas de acabaron.

María, le hablo como mujer, como periodista, como estudiante y como humana. Usted no puede criticar el que la traten como basura cuando en muchas de sus expresiones trata de basura inservible a los demás. Tampoco puede tomar las cosas literal, porque para usted, “Pepito” la trató como basura, pero para muchos otros, ese niño se refería a que hablar con un zafacón y con usted es lo mismo y no porque fuera basura. Es lo mismo porque cuando usted habla con un zafacón, el zafacón no se inmuta ni comenta ni escucha y lamentablemente, usted ha demostrado en infinitas ocasiones que al igual que el bote de cochambres y desperdicios, no escucha ni comenta, ni ayuda ni se expresa con respeto.

Acepto que usted actúo como cualquier persona en su derecho a defenderse de un ataque. Entiendo que usted tiene poder, pero no tanto. Por eso me atrevo a decir que la prensa de este país es una que poco a poco va perdiendo su credibilidad. Y por eso nos quieren meter el miedo “por un tubo y siete llaves”. Miedo a expresarnos libremente en la democracia que tenemos como país. Miedo a entrevistar y preguntar lo que se debe cuestionar. Miedo a escribir por no ofender. Miedo a pensar distinto. Miedo a realizar trabajos artísticos como medios a llevar un mensaje de una manera diferente, pero como he dicho en múltiples ocaciones, no tengo miedo. Y muchas personas tampoco lo tienen, solo que somos pocos y no nos notamos.

Charbonier, al final, usted no es tan mala ná. Usted trabaja y actúa a base de sus creencias y de lo que considera correcto. Usted se defendió como cualquier ciudadano de este país, pero mientras en otras ocasiones esos que se defienden son apuñalados con las burlas o el silencio, hoy usted ganó.

Screen Shot 2017-07-13 at 12.09.43 PM

Y ganó porque hay grandes intereses detrás de usted y sus secuaces. Ganó porque, como pasa todos los días, el periodismo dejó de ser imparcial para convertirse en un ente de miedo que responde a otras cosas y no a la verdad absoluta que se supone que defiendan.

Los niños no mienten, “Pepito” tampoco. Y aunque sea cuesta arriba, se demostrará que la libertad de expresión y de prensa tampoco lo hacen.

 

Las fotos publicadas le pertenecen a Metro PR, Ateístas de Puerto Rico y Primera Hora.

 

 

 

 

 

Anuncios