Archivo de la etiqueta: lectura

La razón no siempre tiene la razón

El ser humano, en ocasiones demasiado seguidas, tiende a escuchar su corazón más que cualquier otra cosa en el mundo. Aunque el ser humano tiene la capacidad de pensar y analizar, en muchas ocasiones, prefiere no hacerlo porque eso sería igual a dejar pasar una oportunidad o tal vez, a no cometer un acto de justicia.

Es algo completamente natural. Desde que se comienza a usar la razón, se pueden separar y clasificar las cosas que ocurren alrededor. Es por ella misma, la razón, que muchas veces las personas se dan cuenta que el amor va más allá que ella. La razón, aunque muy inteligente, empuja a que el ser humano aprenda a ser justo, aunque eso signifique salir perdiendo.

En cosas tan simples como darle el último caramelo al hermano menor, la razón demuestra que no siempre se deben hacer las cosas “bien”. Sí, el hermano menor ya comió y no es justo que no puedas comerte el caramelo que tanto querías, pero el amor pesa en esa ocasión más que la razón.

Y seguirá pesando cada vez que decides ayudara alguien que en el pasado no te ayudo a ti. Seguirá pesando cada vez que perdonas la gritería que tu hija te da cuando no la complaces. Sigue pesando cuando te vas por encima de la norma y defiendes a una persona que es invisible para la sociedad.

La razón deja de pesar cuando descubres que ayudando a tu ex pareja infiel, eres más feliz. Tampoco pesa cuando ayudas a esa compañera que te robó la propuesta que querías para subir de puesto. La razón, deja de pesar cuando te desprendes del orgullo y demuestras que, al final, todo es más sencillo amando.

No, no se trata de ser menos que ellos. O de ser pendejo. Se trata de demostrar que teniendo buen corazón puedes impactar más. Se trata de dar una lección de vida y a veces, esas grandes lecciones no se hacen teniendo razón.

Anuncios

En mi minuto de fama, una carta.

15 de agosto de 2017

 

La Garata de La Mega
Programa Radial
SBS Puerto Rico
Frances St. Lot 42 Amelia Industrial Park
Guaynabo, PR 00968

 

Distinguido programa La Garata de la Mega:

Sirva la presente para aclararles con mucho respeto varios puntos discutidos en su programa del martes, que si bien es uno que busca entretener e informar al público, también está abierto a atender y al menos leer las opiniones del mismo, sin importar si su equipo de trabajo está de acuerdo o no con las mismas. Y como reconozco los derechos dentro de la Libertad de Expresión, a través de estas líneas expondré lo que pienso de el programa del martes, de el lunes y por qué no, haremos un repaso por otras situaciones de programas anteriores.

Todo empezó por un comentario que escribí a través de mi cuenta personal de Twitter. El lunes, 14 de agosto, en su programa tocaron el tema del Baloncesto Superior Nacional Femenino (BSNF) e hicieron unas expresiones que a muchas personas no les gustaron. A través de Twitter muchas personas expresaron su descontento porque, en su opinión, ustedes no están dando la información adecuada ni exacta de lo que ocurre con el BSNF.

Admito que también fui una de esas personas y que mi comentario fue hecho de una manera coloquial porque en Twitter está permitido hablar así y porque quise decirlo de esa manera. Muchas personas dijeron que estaban equivocados, otras que están desinformados y que están desinformando a la gente, algunas que los hechos que brindan no son buenos, otras insultaron a PlayMaker (como es costumbre) y yo utilicé las palabras embustes y mierdas para decir que eso es lo que están haciendo con el BSNF. Me sentí con el derecho de escribirlo así porque entiendo que decir que el baloncesto femenino no tiene exposición por su falta de éxito es un error. Considero que decir públicamente que el baloncesto femenino no crea interés porque no ganan, es una falacia y sí es un embuste.

Ustedes tienen mucha razón cuando dicen que nadie sigue el BSNF. Ustedes tienen mucha razón al decir que eso no vende, pero no la tienen cuando dicen que eso pasa por falta de éxito. Las deportistas, que se joden el lomo, aun sabiendo que el apoyo es poco, sí tienen éxito. Lo que no tienen es exposición en los distintos programas existentes en la Isla como el de ustedes, por ejemplo. Pero eso ustedes no lo ven porque no le dan la oportunidad de demostrarlo. Eso ustedes no lo ven porque no apoyan los juegos locales, porque no cubren lo que pasa y solo se enfocan en lo que es noticia para ustedes: cuando ganan “algún juego importante”.

Así que aclarado el asunto, aunque para algunos no utilicé las mejores palabras en mi crítica en Twitter, sí expuse una opinión justa al decirles que son unos embusteros, porque ciertamente lo son al no decir las cosas como “Dios manda”.

Por otra parte, en el día de ayer (martes) ustedes comenzaron su programa hablando primero sobre un joven boxeador boricua que estará en una próxima cartelera. Playmaker no quiso darle foro insinuando que eso no era importante. Y ciertamente para él no lo es, pero es un boricua, que independientemente esté o no en una organización que nadie le da validez, dará de qué hablar. Pero nuestro Playmaker prefiere restarle méritos, una vez más a los deportistas boricuas.

Luego, empezó el tema sobre el BSNF y ahí mencionan mi nombre, a pesar de no ser una figura pública. Eso lo encontré normal, porque siempre lo hacen. Entre tantos comentarios en Twitter, para mí sorpresa, gracias a los tantos mensajes y llamadas que recibí, escogen mi comentario de relleno o trampolín para darle la noticia al público de que estarán entrevistando en su programa a las Nenas del BSNF. Utilizaron mi comentario para decir que siempre han apoyado al BSNF cuando eso no es real. Ustedes nunca hablan del BSNF y si alguna vez hablaron sobre Carla Cortijo fue la vez del famoso revolú. Fuera de eso, nada más. Pero, ¡qué bueno, que después de que ganan las chicas ustedes le van a dar foro en el programa número 1 de deportes en la Isla que habla una hora y media sobre NBA, 20 minutos sobre la pelota de grandes ligas y 10 sobre los deportes locales! Me alegra que las tengan en el programa ya que “esto es un proceso. NOS VAMOS A ESTAR INVOLUCRANDO”, como bien dijeron al aire también. ¿Ahora se involucran? ¿Por qué no desde antes?

Todo esto está muy bien, reconozco a dónde querían llegar y lo lograron. Solo que esta vez eligieron a la persona equivocada para destrozarla al aire. No es un secreto que Playmaker es conocido por insultar y bloquear a las personas que no piensan como él. En Twitter a bloqueado a muchísimos fanáticos que no están de acuerdo con lo que dice. Es irónico, como bloquea a algunos que le dicen con respeto que está equivocado, pero a los que lo insultan, no. ¡La pelea siempre es buena para conseguir más fama, supongo! Para el analista deportivo más odiado/querido en Puerto Rico toda persona que no piense como él es un morón. Solo hay que escuchar o ver cómo le dice morones a sus mismos compañeros del programa. Al único que respeta es a Kefrén Velázquez y es porque lo considera PERIODISTA deportivo. Suerte ustedes que están adentro y se entienden a través de insultos.

Cuando digo que escogieron a la persona equivocada lo digo porque no los ignoré como muchos lo hacen. Fui a mi Facebook y escribí lo que pensaba del asunto. Si se hizo viral, si mucha gente les tiró, si pensaron que eso se iba a quedar así y no pasó, si le dieron largas al asunto, no fue ni es mi culpa. Al igual que ustedes, tengo el derecho de escribir, protestar y diferir lo que me de la gana. Y como no quería tampoco escribir algo muy largo en mi cuenta de Facebook, les hago esta carta, que como ya les expliqué,  aunque no me entiendan, el por qué dije que eran embusteros y que desinforman a la gente.

¿Saben? Estuvo bien que mi comentario desenvolviera una conversación chévere, pero terminaron atacando mi persona, no mi expresión. Realmente el preguntar varias veces “¿quién es Keishla Julianna?” o “¿quién es Julianna?” a manera de burla, queriendo decir que no soy nadie, les quedó gufia’o, aunque estoy segura que después se dieron cuenta de quien era. Sí, soy todas esas cosas que dijeron. Soy comunicadora (mi bachillerato en Comunicaciones Generales y mi segunda especialización lo confirman), soy también periodista (la maestría vuelve a confirmarlo) y si tengo un blog, lamento decirles que soy bloguera. Soy eso, no una social media avenger, porque como profesional que soy, eso es imposible. No soy antipática, soy empática y mi minuto de fama no lo quise yo; USTEDES ME LO DIERON.

Como mismo, acepto, me dieron una disculpa personal, pero decir que mi “…comentario de twitter fue erróneo, mal infundado y con la intención de desinformar…” está mal porque no fue de ninguna de esas tres maneras y eso lo expliqué anteriormente. Ademas, decir que sabes “que en La Garata no se ha hablado NADA negativo sobre el BSNF” es insinuar que dije eso y lamentablemente, para ustedes, en mi comentario de Twitter no lo dice.

Pero, con todo respeto, ¿que se puede esperar de un programa que es una traducción exacta de SportCenter (ESPN)? Y si nadie se ha dado cuenta o si ustedes mismos no lo ven, solo tienen que analizar a los comentaristas deportivos de SportCenter con los integrantes de su programa y hacer matemáticas. En ocasiones, las discusiones, posturas u opiniones son las mismas. No analizan, solo leen tablas y resultados ya dados. Y dicho no por mí, por muchas personas. Las mismas que en otras ocasiones han opinado y han sido catalogadas como brutos para luego bloquearlas.

Reconozco el fin del programa y no los culpo pues eso es lo que vende. Playmaker será el más odiado, sus compañeros no podrán nunca refutarle y bloquearemos a los fanáticos que no piensan como nosotros. Esta misiva no busca hacer que cambien su formato ni tampoco que hagan su rundown de una manera distinta dándole más apoyo, foro y tiempo a los deportes nacionales. Incluso, tampoco busca que le den espacio al radioescucha para opinar aunque lo haga distinto a lo que ustedes, especialmente Playmaker piense. Solo busca evitar que, como es costumbre, Playmaker siga metiéndo las patas para después tener que disculparse como mismo lo hizo una vez con Héctor Vázquez Muñiz. O cuando Mónica Puig ganó la medalla de oro en las Olimpiadas. Y como mismo lo ha hecho infinidades de veces con personas que no son figuras públicas.

También busca que no se sigan creyendo que todavía pueden estar por la libre insultando a la gente sin recibir nada a cambio.

 

Cordialmente,

Una wanna be que no quiere ser como ustedes; porque aspira a ser más que ustedes.

Un año y un mes. ¡13 meses contigo!

Desde que cumpliste un año, me he detenido a pensar todas las noches en cómo pasa el tiempo y en lo que nos enseña. Y es que pasa tan rápido que cuando no lo aprovechas se te pasan por los dedos de las manos los mejores momentos. Y sí, a veces dejo pasar esos momentos que al final, son los que nos mantienen vivos.

Recuerdo cuando naciste. Estuve tantos días pendiente a ti, que cuando llegó el momento de verte lo deje pasar. Con el mañana y el después, dejé que la vida me llevara lo más que anhelaba: tu presencia. No corrí a verte cuando naciste, tampoco lo hice al día siguiente, pero no por eso dejaste de importarme. Al contrario, ahora somos más panas y cómplices que nunca.

Y hoy que cumples 13 meses, pienso en eso una vez más. Hoy no podré molestarte, ni podré ir a tu casa a jugar contigo y Scooby, pero pensaré en ti mucho más que en los pasados 12 meses. Hoy, sola me siento a pensar en ti y en cómo desde que naciste me hiciste mejor persona.

Hoy, el horizonte me dibuja tu rostro y me dice que estás al lado mío. Hoy, mirando esa gran e infinita línea horizontal me doy cuenta que no estoy sola. Y que por más piedras o situaciones que crea tener, no son nada si camino junto a ti.

Un mes más que pasa y un mes más que aprendo a ser feliz. Un mes más donde me doy cuenta que no importa cuánto pierda o gane, lo importante es ser feliz con lo que me queda: tu amor incondicional. Ese que nunca se acabará y el que durará, para mi fortuna, por toda la eternidad.

Soy tuya sin ni siquiera haberte visto

img_6614Me ilusionas. Sí, aunque suene una locura, logras que mis ojos brillen cuando sé de ti. Me invitas a esperarte cada tarde junto a una taza de café con la temperatura que tanto te gusta. Sí, porque a través de cada palabra te he llegado a conocer. Tanto así que sé que eres el mejor que prepara el café en las mañanas y el que espera una buena taza junto a un libro cuando llega el ocaso. ¿Acaso puedo conocer tu esencia sin descubrir tu presencia? Para algunos es una vesania, para otros una manía de gente enajenada, para ti, quizás, una insania, mas no para mí. Para esta demente significa una sensatez porque a través de tus letras soy tuya a cada instante en esta utopía que es real. Tan real como los gemidos que provoca cada palabra que respiras. Tan puro como la sonrisa que tus odas dibujan en mí. Tan exacto como tu poesía excita mi ser. Porque un beso te eriza la piel, pero un verso te quema el alma.