Desde que me enteré de tu llegada, siempre imaginé este momento. Claro, te imaginé en mis brazos, hermosa como eres, con tu sonrisa sin igual y tus dientes que poco a poco crecen. Tan pequeña, tan risueña, tan pequeña.

Te pensé. Y aunque imaginé los momnetos más perfectos junto a ti, siempre, siempre pensé en el día en que cumplirías seis meses de edad. ¡Seis meses! ¿Por qué tan específica? ¿Por qué pensar en los seis meses y no en el mes 8 o en el mes 10?

¿Te digo Leia? ¡Porque HOY pruebas la comida por primera vez! Porque hoy mamá y papá van a dejar que pruebes la comida, obviamente, para bebés. Hoy pruebas la zanahoria, el brocoli, la uva, el guineo. Hoy comienzas a comer esas comidas molidas con amor en casa o los famosos “baby food”.

Hoy mi vida se alegró cuando tu papito me envió un video donde estabas probando la comida por primera vez. Una comda nueva para ti, pero saliste a tití madrina. ¡Eres buen diente! En el video la probaste, querías probar todo, querías quedarte con la cuchara y te “relambías” como pidiendo más.

Dulcera de mi corazón, si te gustaron los vegetales, el postre te encantó. Lo siento, estoy siendo injusta, pero no lo puedo evitar. El que puedas comer postres, significa que podemos compartir el de guineo. Ya me imagino dándote la comida. Me imagino, que escondida, probaré tu postre. Que será, una cucharadita para ti y otra para mí. Supongo que me mirarás raro, pero cuando crezcas me vas a entender, porque desde hoy y para siempre compartiremos nuestros postres favoritos.

Anuncios