12 + 2= 14 meses de historias

No hay comentarios

Sentada esperando que mi primita Leli salga de sus terapias, me pongo a pensar en cómo sería un día de paseo contigo. En realidad me imagino cómo sería llevarte a ti a cualquier terapia, cita o cumpleaños al que hubieses tenido que ir.

Y es que con tus papis y padrinos trabajando, me imagino que seré yo la que tenga que llevarte a alguna cita, donde tus papis no tengan que estar o a alguna terapia, que no sea de importancia la presencia de ellos. Sí, yo seré la que te lleve a todos los lugares.

No. No me mires así. Tus abuelos estarán también ocupados y seré yo la que lo haga. No, no me importa si abuela está libre o si tu tío quiere hacerlo. Voy a ser yo, porque tú eres mío y yo siempre estaré pa’ ti. Está bien, no me mires así. Te voy a compartir, pero solo cuando yo esté durmiendo. ¡Me encanta que te rías! Como diciendo que estoy loquita. Una loquita que te ama.

Me imagino que cuando te busque a tu casa, nos daremos nuestro beso en la nariz. Luego, cuando te monte en la guagua, hablaremos nuestro lenguaje. Supongo que te contaré mis problemas y me darás consejos de amor. Cuando me digas algo que no me guste subiré la música y empezaré a bailar solo para que te rías y dejes de regañarme.

Cuando lleguemos al lugar donde te darán las terapias, aunque haya un estacionamiento cerca, vamos a caminar un poquito. Sí, sabes que aunque no parezca me gusta caminar y así aprovecho y te tomo de la mano mientras hablamos de los carros que nos pasan por el lado.

Hay escaleras y ascensor para subir. Yo quiero el ascensor y tú subir por las escaleras. Hace calor, pero vuelves a darme un besito y me convences. Además fui yo la que te inculcó el caminar “un poquito más”. Así que mientras subimos las escaleras, contamos los escalones y al llegar al final nos chocamos las manos porque logramos contar hasta 10. No sé, tú me seguías el juego y yo te lo seguía a ti, al final solo importa que subimos agarrados de mano hasta el último escalón.

Ya adentro, me da alegría ver cómo las personas nos miran. Somos tan perfectos, que es imposible no mirarnos y sonreír. Te quedas tan quieto a mí lado, sobándome el pelo, que sé que se les derrite el corazón a los que están en la oficina. Hay niños brincando, otros están jugando en el piso y hay uno que está llorando; nos los culpo ni me molestan, son niños al igual que tú. Si tú lloras o quieres estar en el piso jugando, te daría permiso, pero estoy tan feliz porque prefieres estar a mi lado y no lejos de mí.

Ahora mismo te acaba de venir a buscar Sandra, la terapista y te pusiste contento porque ibas a entrar. Me extrañó, se supone que te pusieras triste porque ya no ibas a estar conmigo. ¡Supongo que lo pasas bien con ella! Ya adentro, me imagino que haría lo mismo que estoy haciendo ahora mientras Leli está en sus terapias: escribirte algunas palabras que nacieran de mi corazón.

Palabras para que cuando supieras leer, las leyeras una a una, con calma; para que te dieras cuenta que jamás le he escrito a nadie, como te he escrito a ti. 

Acabas de salir, la terapista, cuando fui a firmar, me dijo que te portaste muy bien y que me hiciste una sorpresa. ¿Sorpresa? Pensé tal vez en un garabato de esos que me haces cuando te voy a visitar, pero no. Cúal fue mi sorpresa al ver que me dejaste un garabato, pero no con tu puño y letra. Esta sorpresa envuelve pañales y un olfato de perro. Sí, como el de Scooby Doo cuando le avisa a tus papis que le has dejado una sorpresa a él también.

Te amo Puchungo. Vamos a arreglarte y ponerte oloroso porque tenemos una aventura ahora de regreso a tu casa. Y así, en mis brazos volvemos a caminar hacia la aventura más linda de nuestras vidas: la que siempre tenemos cuando estamos juntos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s