Eres mi sustento, por otro mes más

No hay comentarios

¡Jatniel Doel, despiértate ahora! Ya es tarde, pero sabes que tu tití es una loquita que no se acuerda de las cosas y que corre sin agenda y sin reloj. Sí, no he madurado todavía en ese aspecto; siempre estoy perdida. Son las nueve, pero no me importa. Durante el día estuve bastante ocupada y en la noche estaba en una actividad, pero estoy aquí frente a ti para hablarte una vez más, como siempre lo hago.

Hablo mucho lo sé, la manera en que me miras me lo dice. Pero no puedes negar que gozas con mis ocurrencias. Sé que me entiendes, entiendes cada palabra que te digo y sé que amas mis muecas. Lo que no sabes es que esta que está aquí te ama más y te añora con locura. Cuento las horas para estar más cerca de ti, para hablarte al oído, para sentir tu calor.

¡Tengo mucho que decirte! Precisamente hoy, viernes 18, cumplo una semana de estar, no triste, pero sí molesta. Hoy, cumplo una semana, no molesta, pero sí pensativa porque aún no creo que pueda tener tan mala suerte. Como te he dicho otras veces, esta tía tuya está salá, salá. Y últimamente… si te cuento no termino.

Es complicado, pero pensaba que por fin las cosas en mi vida estaban caminando bien. Estaba contenta, llena de ganas, peleando con mis inseguridades, pero estaba caminando con personas que me hacían sentirme segura de mí. Estaba yendo mucho al cine, estaba comiendo mucho… ok, déjame explicar. Siempre estoy comiendo, me refiero a que estaba cogiendo tiempo para mí y salía a comer los fines de semana, estaba teniendo quality time con personas a las que les tengo mucho cariño.

¡Ok, ok! Me conoces como nadie, eres tan perfecto. Solo quiero decirte que la vida cambia cuando menos lo esperas y que en un abrir y cerrar de ojos pueden suceder cosas que te hacen pensar distinto. Hay que tener siempre mucha madurez y valentía, sobretodo valentía para poder bregar con las situaciones que la vida te lanza, pero no estamos hablando de mí.

Hoy es tu día, hoy celebramos un mes más de haberte visto, de haberte conocido. Hoy celebro un día más de emociones junto a ti porque estar contigo es toda una aventura. Mi Jatniel Doel, quiero que sepas, una vez más, que eres una personita muy especial. Nunca antes había sentido la necesidad decirle tantas cosas a alguien. Cuando estoy lista para hablarte, me pierdo, soy como un remolino que tiene muchas energías para hablarte de muchos temas, todos a la vez.

Hoy, 18 de noviembre de 2016, cumples un mes más junto a mí. Hoy, tengo que celebrar tu vida, porque vives siempre pegadito a mi corazón. Hoy, celebro la inocencia, la esperanza y, por supuesto, la hermosura tan perfecta que me regalas. Y es que aunque celebro tu existencia toda la vida, hoy celebro el poder recostarme a tu regazo cada vez que estoy triste.

¡Es como el título de este escrito! Eres mi sustento, por otro mes más. Eres el sustento que necesito cuando no tengo a quién ir, cuando no sé hacia dónde dirigirme, cuando necesito que alguien me abrace solo con la mirada. ¡Y qué clase de mirada tienes, bebecito! Porque solo necesito estar en silencio frente a ti para que todo sea perfecto.

Es tarde, pero ya te voy a dejar tranquilo. Perdón por llegar tarde, lo importante es que siempre llego. Duerme tranquilo, viaja feliz. Ya te dije, lo que por hoy era necesario gritar. Disculpa la espera, solo estoy caminando lento, pero llego.

Siempre llego a celebrar tu vida y, de una vez, la mía. Porque cuando estoy contigo, me siento viva. ¡Celebramos juntos! Te amo, por siempre.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s