Somos lo que andábamos buscando

No hay comentarios

¿Cuántas veces nos tienen que pasar cosas malas para darnos cuenta que merecemos algo mejor? ¿A cuántos golpes tenemos que pararnos para poder decir basta? ¿Después de cuántas preguntas a nosotros mismos nos damos cuenta que tenemos que lanzarnos sin pensar si es lo que necesito o no? ¿Por qué dejar ir a personas que quieren estar con nosotros porque creemos que somos poca cosa?

Creía que tenía esas respuestas conmigo, pero una vez más me equivoqué. Es confuso, tan madura que soy para unas cosas, tan buena estudiante, gran hija y excelente amiga dando consejos y no puedo aplicármelos. Le he dicho a personas en tantas ocasiones que sean felices, que al parecer, no tengo una última frase de esas para decírmela a mí.

Muchas veces agotamos esfuerzos con personas que no valen la pena. Otras, nos tomamos el papel de mamá gallina tan en serio que se nos olvida preocuparnos por nosotros mismos. En mi caso, he ayudado a perseguir la felicidad de otros que ya no sé cómo atrapar la mía… teniéndola al lado.

Y es que siempre me he cuestionado qué algo tan grande le puede ocurrir a una persona para que crea que no merece lo bueno que le pase. En realidad siempre he querido descubrir hasta qué punto tiene que sufrir una persona para no darse cuenta de que la pueden llegar a amar tal y como ella amó una vez o dos o tres.

Porque no importa cuántos fracasos amorosos hayan pasado por la vida de una persona, mientras haya una nueva oportunidad se intenta. Porque tal vez, y eso es lo que uno no ve, el problema no fuiste tú, sino ellos. Porque tú, hombre amoroso y fiel, estuviste con alguien que no valoró tus sacrificios. Porque mujer, el hombre que estuvo a tu lado, no supo lo grandiosa que eras. Porque por esas razones, vale otro intento.

Intento que puede terminar en nada, pero tal vez es el intento que necesitabas hacer. ¡El último! Porque de intentos se hizo la luz, porque de intentos se obtiene un grado, porque de intentos nace un vida. Porque te intentos se vive la vida.

Vida que no ha sido fácil. Pero, ¿cuándo lo bueno llegó así de prisa? Todo es un cambio, un proceso que te hace grande, pero a veces ese proceso te agobia, te cansa, te agota. Por eso me cuestiono tantas veces las mismas preguntas: ¿después de cuántas lágrimas uno puede darse cuenta que vale y que todo lo que piensas de ti mismo es erróneo? ¿Qué más hace falta para darte cuenta que eres una persona grandiosa? ¿Cuándo puedes creer que lo que te dicen es cierto: que eres una buena persona, que vales, que eres maravillosa, que serían ciegos si no se dan cuenta de como eres?

Estoy consciente que existe un tiempo para poder creer en ti, o sea en uno mismo. Sé que hay un momento en que te levantas y empiezas a ver todo distinto, pero al parecer aún no quiero descubrirlo. Sí, al parecer no quiero descubrir a cuántas lágrimas uno dice basta, tal vez es tanto lo que he pasado que ya me hice la idea de que todo esto es algo normal.

¿Cómo saber si ya he llorado suficiente si no me doy la oportunidad de averiguarlo? ¿Por qué estar segura que no soy lo que alguien merece, si no le doy a él la oportunidad para que sea él quien lo decida?

No lo sé y tampoco sé si descubriré eso hoy o en dos años. Desconozco si podré vencer mis miedos o si alguien se dará cuenta de lo que soy, pero sé que debo seguir ahí peleando con mis ganas de huir porque sería hasta egoísta de mi parte si no peleo con ellas.

Porque a mi lado camina un ser que cambia mis lágrimas por sonrisas. Camina dándome la oportunidad de mostrarme tal cual, sin ataduras y sin vergüenza. Porque llegó la contestación a todas mis preguntas y yo lo único que hago es pensar en dejarlo, en escapar, en cambiar el rumbo de mi vida porque soy tan injusta que pienso que no soy lo que merece cuando no hay que conocernos para darse cuenta que somos lo que andábamos buscando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s