Lo que los hombres odian en la cama

No hay comentarios

Conociste al príncipe de tus sueños. Es un hombre trabajador, entusiasta y aunque no es muy inteligente te sientes en las nubes. Todo ha salido a pedir de boca, mas sin embargo, ahora que todo está de maravillas, la magnífica relación confronta problemas.

¿Por qué si tenemos cosas en común? Si nos llevamos tan bien y nos apoyamos en todo, ¿por qué ya no tenemos la comunicación de antes? Sigo siendo la misma, hago todo lo que me pide, ¿a dónde fueron esas miradas?

Amiga que me lees, presta atención porque seré clara y muy precisa. Muchas veces he repetido lo simple que son los hombres y que a pesar de estar muy entusiasmados por querer darnos tabla se aburren cuando no consiguen lo que quieren o cuando empezamos a poner excusa para mostrarnos cual somos.

Comprendo lo complicada que podemos llegar a ser, pero a los hombres no les interesa saber los complejos con los que cargamos, si al final, todas tenemos lo mismo. Los hombres son como los nenes chiquitos, entre más fácil se lo pongas, más se dejarán llevar.

Y como niños pequeños al fin, no quieren complicaciones a la hora de tener el mejor sexo de su vida. La disminución de las miradas seguramente está ocurriendo porque empezaste a disminuir tu manera de expresarte en una cama.  Si haces una de (o todas) estas cosas a la hora de la intimidad, tu relación y príncipe azul se están yendo cuesta abajo. ¡Toma notas amiguita!

Las que no hacen ná.

Image and video hosting by TinyPic

TODOS los hombres están de acuerdo en que mujer que no tome la delantera de vez en cuando es una mujer ABURRIDA. Los hombres detestan a la mujer que no provoca, que no juega de manera sexy, que no es pícara. Amor mío, de la misma forma que a nosotras nos encanta ser seducidas; a los hombres también. ¿Lo mejor de esto? ¡A ellos les fascina!

Las que dan instrucciones.

No me aprietes. No me toques aquí. No me hales el pelo que me lo dañas. Bebecita, ¿por qué ese empeño en ser una mujer dictadora? Su pareja no les hará daño. Si crees que está ocurriendo algo en ese momento que no cuadra, coméntalo en el desayuno, pero no cuando estén en el pleno apogeo. Eso molesta y mucho.

Las que sienten ASCO por todo.

Esto es lo más sencillo que voy a explicarte. Si vas a hacer una cosa obligá y con cara, mejor no la hagas. Hacer el amor, tener sexo o dar tabla se trata de placer. Así que se supone que ambos, NO UNO, ambos obtengan placer mutuo. Los hombres son brutos, pero se dan cuenta cuando no te gusta chupar o cuando no quieres estar pegajosa… you know what I mean. Te cuento un secreto, el morbo es parte de esta pendejá y a los hombres les gusta ver a su chica complaciéndolo feliz.

Las inconformes de su cuerpo.

Cuando prefieres hacer todo con la luz apagada, pasa algo. Cuando no quieres estar encima de él para que no te vea y cuando no quieres quitarte por completo la ropa, estás mostrando inseguridades. Cada mujer es distinta y cada mujer tiene algo especial. Hasta La Vampy tiene algo que atrae a su marido. Piensa por un momento en que tu pareja está ahí contigo pudiendo estar con otra. Tú eres quien le gusta, disfruta el momento y no lo obligues a escuchar, en el sexo, la cantaleta diaria de Estoy gorda y fea.

Las que no prueban cosas nuevas.

Si él te gusta y la pasan súper nice juntos, ¿por qué no animarte a experimentar cosas nuevas? Cuando las cosas se hacen con confianza y madurez, no hay nada que temer y mucho menos que perder. No pienses en que va a pasar algo malo. Hoy deja la monotonía a un lado y proponte a hacer algo distinto.

La eterna ama de casa.

Terminan y ya estás en el baño lista para bañarte. No te ha dado el beso final y casi lo botas de la cama para arreglarla. ¡Relájate y coopera! Esa actitud irrita al que está a tu lado. Cuando termines, es válido tomarte un break en sus brazos. Échale la patita y disfruta un momento de relajación.

Con dolor en mi alma tengo que decirte que tu relación está fría porque estás haciendo una de estas cosas. Peor aún, tienes una mezcla de las seis a la vez y con eso no brega tu hombre. Hazme caso, déjate llevar y en una semana le escribes a mamá.

¡Te leo mi reina!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s