Cántame una canción

No hay comentarios

Se metió con La Vampy…

Latido noticioso

El problema comenzó en la oficina del Registro Demográfico, sí, el día que me registraron como un ser vivo y me asignaron,“voluntariamente”, una etiqueta (nombre). No sé qué motivó al ser que me dio a luz a estamparme el nombre artístico de un cantante, pudo ser que fue recipiente del espíritu de una fanática idólatra o algo parecido.

“Hola, mi nombre es” en inglés. (suministrada)

Imagino que la persona encargada de registrarme estaba curada de espanto y que ya había marcado con el hierro digital a unos cuantos antes que a mí. Puede ser que algunos Luis Miguel, Raphael, Wilkins, Víctor Manuell, Alejandra Guzmán o Shakira me hayan precedido. Sin duda, estos estaban ajenos de lo que les aguardaba, como dirían al final de un servicio religioso, “por los siglos, de los siglos, amén”.

Hablo de cuando tienes un nombre de alguna figura pública, conocida o…

Ver la entrada original 408 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s