No me vengas a joder. Si pudiste estar tres horas esperando para entrar y salir de las Sanse 15′ todo el puto weekend, si esperaste una hora para usar la letrina, si aguantaste sol, si estuviste aguantando chinos, si pudiste caminar al lado de alguien que ni conocías….

Me haces el favor y aprende a esperar tu turno. Sacrifican tres horas sin hacer nada, pero no pueden ir a una feria de empleo. No pueden esperar en el doctor, no pueden esperar en una oficina de gobierno. Pueden aguantar gritos de desconocidos, pero no de tu hijo. Vete pa’l carajo.

Anuncios