Mis dos amores están de fiesta

No hay comentarios

Siempre pensé que podía amar a una persona de una manera tan genuina que solo tuviera ojos para ella. Desde que nací y lo vi por primera vez, quedé enamorada de sus ojos y de su mirada tierna, pero llena de dudas. Supongo que cuando él me vio por primera vez se asustó y el nerviosismo lo arropó. 
Sí, qué lindo, ¿verdad? Pero no te rías, no estoy hablando de un novio. Estoy hablando de mi papá, que como todo lo ves y lo sabes, sabes que lo amo con locura. 

En fin, como te decía, siempre juré que solo iba a amar a mi padre con un amor limpio, sin ataduras ni mentiras. Y así lo hice, desde la primera vez que me tomó en sus brazos hasta el Sol de hoy; pero todo sin darme cuenta cambió. 

Lo amé y todavía lo amo, pero debo confesar que ese amor ya no le pertenece solo a él. Desde que naciste, hace un año y siete meses, mi papá ha tenido que aceptar que no es el único hombre ni amor en mi vida. 

¿Quién diría que alguien tan pequeñito como tú iba a robarse el amor que estaba destinado para mi papá? ¿Y quién diría que, al final, a él no le iba a estar malo compartirlo contigo? Eres tan maravilloso que el hombre a quien le quitaste el amor de su hija, te ama también. 

Jatniel Doel y Waldo Rafael. Mi Puchungo y mi papá. Mi ángel y mi orgullo. Mi timón y mi ancla. Mis dos amores están de fiesta porque hoy, mi papá cumple años y celebra la vida. Y tú, cumples un año y siete meses de enseñanzas, de haber luchado contra la adversidad y de entrega. 
¡Todo corre por un orden divino! Tan divino que el hombre de mi vida comparte su día de cumpleaños con el hombrecito que me robó el corazón. ¡Puchungo mío! Ese hombre, mi papá, hubiese dado hasta la vida por ti y tu mami. Ese hombre, aunque no lo creas, ama a tu mamita tal como me ama a mí y es tan bueno, que aunque tú te hayas metido en mi corazón, pregunta todos los meses por nuestros encuentros. ¡Y es lo primero que me dice cada vez que llega el día de mi encuentro contigo! 
La vida nos ha dado duro estas últimas semanas, pero a mí me ha dado razones para ser feliz. El que tú y él hoy estén celebrando la vida y las enseñanzas, es una de ellas. 

Te amo, los amo por siempre. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s