Hoy estrenó en la Isla, Ford v Ferrari, el nuevo filme de 20th Century Fox, que cuenta con las actuaciones de Matt Damon y Christian Bale, como Carroll Shelby y Ken Miles, respectivamente. Este filme, que desde antes de su estreno, era catalogado como uno espectacular, cuenta la historia de un visionario del mundo automovilístico y su mejor amigo, un conductor británico que tienen la encomienda de construir un nuevo auto con el fin de poder derrocar a Ferrari y su dominio en el Campeonato del Mundo de Le Mans del año 1966.

El responsable de dirigir esta nueva entrega lo es James Mangold, quien luego de sus éxitos Logan, Walk the Line y 3:10 to Yuma, regresa para, con toda la intención, robarnos el aliento y luego sacarnos fuertes carcajadas en un filme que dura dos horas y media, pero no te cansa ni te drena.

Ford v Ferrari es una historia que no solo toca el tema de las carreras automovilísticas. No. James Mangold logra que entendamos lo que es la amistad, la competencia, la rebeldía y el poder del trabajo en equipo. Sí, también hay villanos y fascistas. Un largometraje que nos muestra la historia poco a poco, haciendo que nos interesemos cada vez más.

La fotografía es una de las mejores cosas que se deben destacar de la misma, ya que cuenta con el talento del aclamado Phedon Papamichael, quien en los últimos años ha recibido buenas críticas como director fotográfico. Adicional a esto, James cuenta nuevamente con el genio musical, Marco Beltrami, ya que trabajaron juntos en Logan.

Es sumamente importante, destacar las excelentes y acertadas actuaciones de los personajes principales. Hacía mucho tiempo que Matt Damon no nos deleitaba con una gran actuación y en esta película lo logra como un genio del volante que tuvo que retirarse por complicaciones con su salud. Christian Bale, quien nunca me ha decepcionado, demuestra su capacidad actoral como un conductor rebelde. Las actuaciones de Jon Bernthal, Tracy Letts, Caitriona Balfe y Nah Jupe suman mucho al éxito de la cinta. Sobre todo, Tracy Letts, quien hace el papel de Henry Ford II. ¿Por qué? NO puedo decirte, pero sé que cuando veas la película me darás la razón.

No cabe duda que el carisma de Matt Damon y un grandioso Christian Bale, que por primera vez en una película habla con su acento real, son el alma de esta espectacular película que es capaz de captar la atención no solo de conocedores de la historia de los automóviles si no también la de un público que ignora la misma.